Leopoldo Jiménez Nouel

Héroe de la Historia Dominicana

Gesta Gloriosa de Constanza, Maimón y Estero Hondo

A partir de 1962 tenacidad y fervor fueron puestos de manifiesto,  por parte de  la Fundación Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo,  en la consecución de los despojos mortales de los expedicionarios. Tras largos recorridos entre montañas, acudiendo a aquellos lugares donde se presumía habían caído y que habían sido enterrados, fueron rescatados restos de varios expedicionarios.

Con esfuerzo, la Fundación  logró la construcción de un monumento especial para albergarlos.  Así, para 1987 ya se encontraban en el monumento 52 restos.

 

Continuando con su lucha, esta Fundación logró que el Gobierno de la República Dominicana autorizara en 1987, la realización de excavaciones en la Base Aérea de San Isidro, lugar al cual habían sido llevado los cadáveres de expedicionarios caídos en batalla. Allí también fueron trasladados vivos algunos de los que fueron apresados, entre ellos Leopoldo. Luego fueron fusilados y sus restos enterrados en las inmediaciones de la base aérea.

El 15 de abril de 1987 comienzan las excavaciones, las que se prolongaron durante 2 meses fueron rescatados 67 cadáveres.

Doña Guillermina Puig-Subirá expresó: "Hoy es un día de grandes emociones, de lágrimas, pero de satisfacción, porque rescatamos los restos de estos muchachos. Hemos estado 28 años peregrinando, escalando montañas, vadeando ríos, para conseguir sus restos. ... Cada osamenta que aparecía creía cada una que era el suyo, no teníamos desesperación por encontrarlos porque decíamos -donde está uno están todos los nuestros, porque cayeron juntos por el mismo ideal..."

Doña Corina expresó: "...La inhumación de estos restos, pertenecientes a héroes de la patria, es un momento privilegiado para orar por todos ellos y rendirles homenaje de reconocimiento por el coraje de inmolar sus vidas, para que hoy podamos disfrutar de Libertad... Se ha luchado mucho en su consecución, pero los intereses políticos siempre, siempre estaban por encima de ese interés patriótico, del rescate de esa página tan gloriosa e ignominiosa a la vez  para el gobierno de turno que fue la tiranía de Trujillo...  Pasan los años y al fin se logró el desenterramiento de los cadáveres ... de los sagrados despojos del holocausto más sangriento vivido por la historia de la República Dominicana en  su lucha por la libertad... finalmente, podemos decirle a la patria -Madre Patria, ahí están tus hijos..."

 

Los restos desenterrados fueron estudiados por el antropólogo del Museo del Hombre Dominicano Lic. Fernando Luna Calderón y su asistente Glenis Tavárez. Luego de un arduo trabajo, se logró la identificación de unos 30 expedicionarios.

Los  restos de Leopoldo no  pudieron  identificarlos quizás porque no se encontraban entre las 67 osamentas rescatados en San Isidro.

 

El análisis de los restos evidenció que muchos habían muerto a causa de la penetración de muchas balas, otros a palos, ahorcados, asfixiados y torturados...

 

Luego del trabajo realizado por los antropólogos, los restos de los 67 expedicionarios fueron colocados en pequeñas urnas y cubiertos con la bandera nacional.

Momento en que el Lic. Luna Calderón antropólogo del Museo del Hombre Dominicano, hace entrega a los representantes de la Fundación Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo de los restos mortales rescatados.

Indicó el Licenciado Luna: "Nos sentimos profundamente conmovidos por este drama de esta juventud, que puede calificarse como la más pura de esta generación. Nos sentimos profundamente satisfechos de haber podido cumplir con esta ardua labor y haber luchado titánicamente para llegar hasta el final.

El trabajo ha sido duro pero cada una de las leyendas, cada una de las palabras de las madres, de las viudas, era una especie de acicate para continuar adelante. Tuvimos que vencer muchos obstáculos para poder completar nuestra labor que termina el día de hoy. Queremos parafrasear la frase del patricio Ramón Matías Mella, queremos decirles que hemos cumplido con un deber y que la patria nada tiene que agradecernos. Solamente esperamos que la juventud y que a este pueblo no le toque vivir un drama como este..."

 

 

Lic. Fernando Luna Calderón, Doña Guillermina, Doña Corina y

demás miembros de la Fundación, satisfechos por la labor cumplida.

 

 

 

Fueron trasladados en ambulancias y vehículos de

familiares a la Iglesia de Nuestra Señora de la Paz.

 En Capilla Ardiente fueron colocados los restos de los combatientes,

custodiados por sus familiares,  integrantes de la Fundación

Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, y miembros

del Coro de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

Juan Jiménez de la Rosa, mi padre y padre de Leopoldo Jiménez Nouel, hace guardia,   imaginando que una de esas urnas contiene los restos de mi hermano.

 Monseñor  Nicolás de Jesús López Rodríguez ofició la Santa Misa, auxiliado por el Reverendo Padre Vicente Rubio y el Párroco de Nuestra Sra. de la Paz, padre Calixto Uriarte.

 El tenor Rafael Sánchez Cestero entonó un himno dedicado a los Héroes.

 El Coro de la Universidad Autónoma de Santo Domingo interpretó cantos litúrgicos.

Momento en que Monseñor López Rodríguez bendice

las osamentas con agua bendita.

 

 Los sobrevivientes de la gesta del 14 de junio de 1959

 también custodiaron las urnas.

 

 

      

Francisco Medardo Guzmán, Mayobanex Vargas, Poncio Pou Saleta.

 

 Traslado de los restos hasta el Monumento de los Héroes

de Constanza, Maimón y Estero Hondo.

 

 

El Trompetista Miguelo Peña interpretó el Toque de Silencio mientras los restos eran colocados en su última morada.

En la placa superior derecha está grabado el nombre de: Leopoldo Jiménez Nouel

 

Las imágenes y documentación sobre la exhumación e inhumación corresponden al programa televisivo presentado el 6 de diciembre de 1987 por Freddy Beras Goico quien aportó su valiosa colaboración para la promoción y divulgación de estos actos.

También se incorporan imágenes del video realizado por mi hermana Margarita Jiménez Nouel quien junto a mis padres asistió a esta ceremonia.

 

 

 

 

         

 

 

 

 

 

Contactos

 

Morella Jiménez

Víctor Arthur

 

 

 

Página Principal / Origen / Lo Que Sé Lo Que Recuerdo

Un Niño Como Cualquier Otro / Adiós Santo Domingo, Hola Venezuela

Entrenamiento en Mil Cumbres El Desembarco

Honor y Dolor / Un Hospital y Una Calle en Su Honor

El Retrato de un Héroe / Inhumación

Testimonios Que Reflejan una Actitud Mental

Jarabacoa le Rinde Homenaje

En los Versos de Augusto Abreu

 

 

Morella Jiménez Diseños 2008